Las Navas del Marqués a 7 de diciembre de 2021   

37 visitas ahora

 

AUTORA: ABRIL
Y LA TIERRA HABLÓ
  ElNaviero.com  | 12 de agosto de 2013

Atardecía, los sonidos de la noche se empezaban a sentir.
Sentada en el alfeizar de la ventana sentí dentro de mi alma que alguien me hablaba. Confusa, concentré mis sentidos en algo que me parecía producto de mi bienestar.
– Ven
¿De dónde salía esa voz? Instintivamente mire a un árbol al que llevo observo desde hace tiempo. La voz se hizo más intensa.
– Ven –repetía.
Me acerqué y mi intuición hizo que me sentara a su lado.
– ¿Te gusto?
Mi mente desorientada estaba en blanco.
– ¿Te gusto?
– Sí –pensé sin hablar.
– ¿Por qué?
– Eres especial, distinto a los demás, tus raíces no crecen dentro de la tierra y tus ramas abiertas abrazan el cielo.
– Quiero contarte mi historia, acércate.
Con un poco de inquietud me acerqué y mi espalda se apoyó en su trono, cerré los ojos y sentí su abrazo. Mi corazón palpitaba con fuerza, y empecé a sentir su voz.

- Algo me despertó de mi sueño, un calor placentero y una luz muy intensa. Estaba naciendo a la vida.
Fui muy feliz durante un tiempo
Una mañana noté que algo no funcionaba bien, mis raíces no podían descender
Luché pero al final me rendí, no tenía fuerzas sentí que moría
Aceptando mi destino, la tierra me habló:
–¿Por qué te rindes? Lucha, tu camino es distinto, hay otra formas de salir adelante.
- descubrí que mis raíces podrían crecer hacia arriba. Mi fuerza por vivir fue tan grande que conseguí que salieran al exterior, extenderme y crecer. Aprendí que no todos podemos ir por la misma senda, que cada uno tiene la suya, hay que ser valiente y aceptarla.
Poco a poco la voz fue perdiéndose con un baile de viento.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting