Las Navas del Marqués a 10 de abril de 2021   

24 visitas ahora

 

LAS SENSACIONES DE ANA GÓMEZ
Ruta por los hospitales II
  Ana Gómez  | 5 de agosto de 2013

Tercer hospital, Nuestra señora de Sonsoles.

Estuve en la sexta planta y os juro que el tiempo que permanecí allí tuvimos sabanas y pijamas rotos. La comida ya sé que la suministra una empresa pero me pareció un derroche increíble. Ponen muchísima cantidad a unas personas enfermas que apenas comen, se dejan la mitad, comerían dos de una ración, no se puede tirar tanto alimento, ¿no hay ninguna persona que controle todas las raciones que sobran? ,¿sería posible bajar la cantidad y subir la calidad un poquito?
Otra cosa que no me gustó son los pasillos -parece una corrala-, qué falta de sensibilidad tenemos, me hace gracia, suenan los móviles y se salen de la habitación de su enfermo para hablar, y curiosamente se ponen en la puerta de otro enfermo, además como ya no les oye el suyo hablan muy fuerte, en fin...

Aquí me despertó mucha simpatía un anciano que se parecía a un personaje del cuento de Blancanieves: iba con la parte de arriba del pijama metida por el pantalón, con un cinturón ancho puesto y la parte de abajo del pantalón metida en los calcetines con unas botas, barbita blanca y de tamaño bajito. Uno de los enanitos, vamos.

Curiosamente nos volvemos más humanos estando en los hospitales públicos. Siempre hay alguien dispuesto a cuidar a tu enfermos mientras tú tienes que hacer alguna gestión o simplemente bajar a comer. Esa solidaridad no la tenemos en los privados: cada uno en su cuarto y si no hay alguien que te eche una mano tienes que dejarle solo.

Los privados, si, claro, están mejor en cuestión de los servicios que te dan y lo cómodo que es disponer de una habitación para ti sola, pero eso hay que pagarlo y no todo el mundo podemos, en uno de ellos no se podía aparcar en ningún sitio que no fuera parking, es una zona toda cerrada y el coste del parking carísimo, cafetería carísima y mala, la tele entre ocho y diez euros diarios, comida de baja calidad...

Lo que tienen todos los privados es su pobre en la puerta, hasta ahora ninguno español, están cogidos todos por gente de países del este. En uno de ellos me sacaba un café para mí y otro para el de la puerta y así estuvimos una semana cafeteando y hablando del mundo “es muy triste eh”, si ya sé que hay muchas mafias y los utilizan pero el café se le llevaba su cuerpo ( recuerdo a mi padre en Madrid cuando yo era pequeña y había alguien pidiendo, siempre le compraba un bocadillo y eso se te queda).

En lo que todos coincidían, (salvando la excepción que rompe la regla) es el personal de limpieza y de seguridad. ¿cómo pueden ser tan prepotentes? Cuando un médico, un enfermero o un auxiliar te están tratando bien, ¿qué les pasa a este sector, sobre todo los de seguridad?

Por último decir que mi ruta de hospitales aún no ha acabado, tengo una programada para la semana de las fiestas, si no me veis ya sabéis donde estoy.

QUE ME OLVIDABA.

Quiero añadir que he estado una época un poco apática y me he dedicado a la vida contemplativa. Es más fácil de llevar, te dedicas a juegos estúpidos de ordenador, a no leer, a ver tonterías en la tele. Vivir en un mundo irreal en el cuál hay mucha gente, que solo escuchan lo que quieren oír y para el resto cierran el oído.
Afortunadamente alguien me dio un golpe en la cabeza “tu estas tonta o estas tonta” la vida no está para lamentaciones, está para vivirla de una manera u otra. ACTIVATE.
Y eso he hecho: vivir en este mundo. Para unos es más difícil que para otros, a unos le resuelven la vida con un chasquido de dedos y otros tenemos que sortear todos los procesos

AHHHHHHHHHHHHH, hoy iba por la calle y qué cosas, me he encontrado con una persona y me ha dado el beso de Judas.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook






- Artículo realizado por Ana Gómez
- Publicado el 5 de agosto de 2013

Espacio Publicitario








OTROS ARTÍCULOS DE RELATOS Y POESÍA







© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting