Las Navas del Marqués a 24 de octubre de 2021   

33 visitas ahora

 

AUTOR: Mario
El recurso final
  Ismael Sastre  | 24 de julio de 2012

Era habitual ver sentados en aquel poyo de piedra a Manuel e Isabel, aprovechando el sol que calentaba la fachada de su pequeña casa. Un asiento incómodo y duro. Mal labrada la piedra, pues Manuel fue hombre de campo y no de cincel.

Decir que salían al `solecillo´ después de comer hubiera sido faltar a la verdad. El mundo estaba lleno de viejos como ellos. Los gobiernos de la Tierra tomaron cartas en el asunto hacía cinco años. Primero inventaron una guerra mundial, la quinta. Y les pareció poco acabar con cien millones de personas en dos meses.

Después vino la esterilización. Una marca de bebidas con botellas en forma de mujer. Añadieron a su secreta fórmula una solución ácida que poco a poco fue mermando la capacidad de los jóvenes para procrear. Y como bebían ese brebaje marrón como el agua, fue fácil.

El paso en que estábamos ahora era más cruel si cabe. Un hombrecillo delgado con bigote ridículo llegó al poder en la república Chino-Africana, primera potencia mundial. Su discurso incendiario, junto con el hambre, hicieron prender la llama. El problema de no saber qué hacer con cuatrocientos millones de viejos en la extinguida Europa hizo el resto.

Manuel acababa de cumplir los sesenta años. Las corporaciones locales le cortaron la luz y el agua. Había pena de muerte al que diera de comer a un `excedente´, o a su mujer, que corría su misma suerte. La multinacional de bebida espirituosa les suministraba el agua y unas barritas energéticas `especiales´. Por supuesto los medicamentos también estaban prohibidos con el mismo fin.

Ayer pasé por la puerta de Manuel e Isabel .Les vi apoyados uno al otro. No me saludaron. Tampoco recuerdo que abrieran los ojos. Hoy un enorme `OK´ con pintura roja adornaba su puerta.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting