Las Navas del Marqués a 24 de octubre de 2021   

31 visitas ahora

 

Autor: Nin
LA ETERNA ESENCIA DE CUAUHTÉMOC
  ElNaviero.com  | 22 de junio de 2012

El viejo desprendía un hedor bestial y sin embargo no era fácil captarlo. Era un olor sutil y bien disimulado por la esencia fuerte y añeja que llevaba usando casi toda su vida. El viejo tenía la pituitaria de los plebeyos, náhuatl macehualtín, tan hecha a su esencia que nadie era capaz de percibir la peste que ésta ocultaba. Pero C. poco tenía en común con los macehualtín y poco a poco (guiado tal vez por un instinto individualista, maquiavélico e implacable) fue percibiendo el tufillo y comprendiendo su más profundo y elemental significado. C. decidió no separarse del viejo; le olía constantemente los sobacos y los pies y le felicitaba siempre por “ese olor maravilloso”. Llegó un momento en que los plebeyos se acostumbraron tanto a ver a C. con el viejo que llegaron a creer (ahí dentro, en su mente colectiva) que eran uno. Así que cuando el viejo dejó de oler para siempre su vieja esencia ya estaba tan impregnada en C. que la pituitaria de los macehualtín no notó el cambio.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting