Las Navas del Marqués a 24 de octubre de 2021   

31 visitas ahora

 

Autor: Nin
EL DILEMA DEL DON
  ElNaviero.com  | 22 de junio de 2012

Se fue la luz mientras yacía sentado cabizbajo junto a la ventana de la cocina. El griterío que provenía de la parte delantera de la casa se le hacía cada vez más insoportable. Levantó el visillo y contempló la siniestra y solitaria vereda que partía desde el portón trasero hasta el rojo horizonte del ocaso. “Este cuarto huele a miedo”—pensó—y acto seguido, envuelto de súbito por una rabia animal, se gritó a si mismo que de su casa solo saldría por la puerta principal. Encendió un cigarro habano y las piernas le dejaron de temblar. El humo llenó de nuevo sus sentidos con algunos de los fotogramas inconexos que invariablemente asociaba a su droga favorita: el poder, su poderosa voz dando permiso o quitándolo y las miradas sumisas que buscan a diario su aprobación ya sea para un proyecto o un chiste malo. Se levantó decidido y atravesó la casa trazando brutales zancadas; pero cuando llegó al recibidor de la entrada principal la oscuridad era casi total y notó como su ímpetu se iba evaporando a medida que lanzaba frustrados tanteos en busca del pomo de la puerta. “Maldita sea, si he salido por aquí miles de veces” –exclamó—. Las voces seguían lloviendo como bombas desde el exterior y el temblor volvió a apoderarse de él. Entonces los cristales de las ventanas reventaron en mil pedazos y la puerta principal se retorció violentamente. El pánico le hizo comprender que la resolución del dilema ya no se podía postergar ni un segundo más: dignidad o supervivencia. Volvió dando traspiés a la cocina, se lanzó a través del cristal de la ventana y emprendió una frenética carrera por el sendero. Ya lejos de la casa sintió una leve punzaba de arrepentimiento, pero ésta no tardó en desaparecer.


COMENTAR

 1 comentario
Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting