Las Navas del Marqués a 14 de noviembre de 2019   

34 visitas ahora

 

LLUVIAS TORRENCIALES
  Juanjo  | 27 de agosto de 2019

En apenas una hora, desde las seis de la tarde, el cielo se abrió de nuevo en Las Navas como hace dos años lo hizo, de manera catastrófica para nuestro pueblo. En aquella ocasión, un día antes de las fiestas de julio, hubo que trabajar a destajo, y se hizo. Desbordado el Prado de los Charcos y el Prado de los Frailes, regados por dos arroyos que nacen en la dehesa,buscaron su cauce y arrasaron a su paso.
En esta ocasión la peor parte, a falta de que amanezca y se compruebe la zona norte del pueblo, caminos, prados y pasos, se la ha llevado la colonia Botella y el barrio de la Estación.
En la primera, la Colonia Botella, el agua llegaba a las siete de la tarde a la altura de la carretera. Quien no conozco la ubicación, es justo enfrente a la entrada de la Estación de Renfe. Coches flotando sobre el lodo, el agua llegando hasta el suelo de la segunda planta de los chalets, familias atrapadas que tuvieron que subir las escaleras para no acabar ahogados. Una mujer mayor, de 86 años, desesperaba junto a su familia viendo subir el nivel del agua. Un varón de 60 quedaba atrapado en su coche.Las viviends de la planta baja estuvieron bajo las aguas y el lodo.

Bomberos de Ávila, voluntarios de Protección Civil, voluntarios del ERBES (su primer servicio en emergencias), Policía Local, Cruz Roja y Guardia Civil participaron activamente en el rescate, una vez que el agua bajó considerablemente, de los vecinos de la colonia. Varios vehículos, que se deslizaban hacia el tubo de desagüe bajo la carretera C-505, hubieron de ser remolcados con el camión de bomberos para evitar de nuevo un taponamiento.

Movilizados todos los trabajadores del Ayuntamiento, el segundo frente de la tormenta se situaba, al tiempo, en el Alcantarillón. El agua, camino del barrio de la Estación, entró con virulencia por la calle Covacho, arrastrando árboles, coches y motos. Un primer testigo creyó haber visto que uno de los coches estaba ocupado y se hicieron batidas hasta cerca de la ermita de San Miguel. Preguntados los vecinos de la calle Covacho por voluntarios, no se echaba en falta a nadie, quedando suspendida la posible búsqueda al anochecer.

Dentro del casco urbano los mismos arroyos que hace dos años volvían a buscar su camino, anegando de agua la calle de Las Mimbres y Luis Ortega Morejón, llegando a arrancar varias alcantarillas, una de ellas muy peligrosa, en la circunvalación, que tuvo que ser protegida por el coche de Policía Local para evitar un accidente.
En el final de Luis Ortega Morejón la corriente arrastró un vehículo, que llegó hasta un prado cercano a la carretera.
Aún se está a falta de valorar los daños, que no se antojan pocos, en la zona norte del pueblo, la Dehesa Boyal y los prados y caminos, así como el estado de las presas, que suponemos acenagadas y no aptas en días por la turbiedad del agua.

Mañana a primera hora vendrán máquinas excavadoras y explanadoras, comprometidas por el Presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García, que acudió acompañado del alcalde de Barraco,ante la catástrofe para ofrecer la ayuda que se necesite. También se han prestado voluntarios agrupaciones de Protección Civil de la provincia y Cruz Roja, para lo que le pidamos desde Las Navas.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting