Las Navas del Marqués a 7 de diciembre de 2021   

37 visitas ahora

 

AUTOR: DARÁ
TIERRA Y AGUA
  ElNaviero.com  | 14 de agosto de 2014

Conocía cada arruga de su rostro, cada poro, cada pliegue de su piel, la curvatura de su nuca...

Mis manos habían llegado a ser una prolongación de su cabeza . Pero no sabía qué pensaba. Me asustaba la idea de que fuera “demasiado yo”, de que en el fondo buscara amoldarlo a mi imagen y semejanza y , contradictoriamente, fuera él quién controlara .

Seguramente la decisión había llegado mucho antes de saberlo yo misma. Esa tarde le diría que era la última, que ya nunca más iría a verlo. Lo otro, no; no le diría lo otro …

Entré como siempre ; a la misma hora. Saqué de mi bolso la bolsa de plástico. Ya no tendría que volver a sentir sus silenciosos reproches cada vez que me marchaba. La coloqué lentamente hasta ocultar su cuello.

No dijo nada, ni tan siquiera elevó su mirada, como siempre cabizbaja.

Después simplemente me marché repitiéndome a mi misma que al fin y al cabo todo había empezado con un trozo de barro.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook






- Artículo realizado por ElNaviero.com
- Publicado el 14 de agosto de 2014

Espacio Publicitario








OTROS ARTÍCULOS DE III CONCURSO MICRORELATOS MAESTRO JOSÉ MARÍA







© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting