Las Navas del Marqués a 23 de octubre de 2021   

44 visitas ahora

 

AUTOR: Dylon
ASUSTADO
  ElNaviero.com  | 8 de julio de 2014

Este es mi límite, pensé, no se puede sufrir más. Mientras en la trinchera el agua subía hasta los tobillos pensé cien veces en desertar, el pan duro escaseaba tanto como los cigarrillos. Cien días como dos tontos. Vigilando a otros dos tontos que, en otra trinchera, y frente a mí, debían de pensar igual que yo. ¿Qué significado tiene mantener un pedazo de terreno cuando los aviones sobrevuelan nuestras cabezas sin fijarse en nosotros? Si la guerra no va con nosotros, no pintamos nada en esta tontería. Nos levantamos y nos vamos.

De repente Julio, mi compañero, me miró fijamente a los ojos. "Desesperación" se leía en ellos. Levantó las manos, puso un pie fuera de la empalizada y un ruido seco tronó en la madrugada. Cayó dentro otra vez, con un tiro en la frente. Iba a rendirse, desarmado. Lo miré, volví la cara hacia la trinchera y la rueda volvió a ponerse en la posición de inicio. Un tonto vigilando, pero ahora más asustado.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook






- Artículo realizado por ElNaviero.com
- Publicado el 8 de julio de 2014

Espacio Publicitario








OTROS ARTÍCULOS DE III CONCURSO MICRORELATOS MAESTRO JOSÉ MARÍA







© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting